Archivo Municipal

La fecha de creación del Archivo Municipal de Segovia debe ligarse a la data que tiene su documento más antiguo, pues es obvio que hubo interés en su conservación, así que podemos fijar el año de 1166 como inicio de una actividad archivera que ha llegado hasta nuestros días. La importancia de conservar los documentos, sobre todo aquellos que afectaban a intereses territoriales o puramente económicos era tal que, desde muy antiguo, se habla del “Arca del Concejo” como el mueble que contenía los escritos más relevantes para la Ciudad, es decir los privilegios concedidos por los sucesivos monarcas, sobre exenciones de impuestos, límites del territorio, concesiones para la celebración de ferias y mercados, etc.

Para su custodia y vigilancia era indispensable la concurrencia simultánea de varias personas portadoras de sendas llaves correspondientes a otras tantas cerraduras del arca, con el fin de que el acceso a los valiosos documentos garantizara la integridad de los textos legales que contenían. Y esa fórmula de seguridad ha permitido que el Ayuntamiento de Segovia cuente con un magnífico Archivo por lo que se refiere al volumen e interés de los fondos documentales en los que se recoge la información necesaria para el estudio y conocimiento del pasado de la Ciudad y de su Tierra, puesto que, en su calidad de Cabeza de la Comunidad y Tierra de Segovia, conserva los archivos de ambas instituciones.

A partir del siglo XVI, la custodia de los documentos estuvo en manos de dos Comisarios de Archivo nombrados entre los Regidores, que tenían como misión el control de entradas y salidas de los escritos, con la frecuencia que requerían los numerosos pleitos y negocios en que la Ciudad estaba presente. Durante los siglos XVII y XVIII se realizaron distintos inventarios de los fondos que tuvieron un enorme crecimiento.

Los avatares de todo orden que sacudieron a Segovia durante las primeras décadas del siglo XIX –ocupación francesa, guerras carlistas…- apenas incidieron en su patrimonio documental y, a partir de 1854 será un Archivero profesional quien se haga cargo de su gestión al servicio de la Administración y del estudio de la Historia.

Desde 1925, el Archivo Municipal está instalado en la Alhóndiga, importante edificio de principios del siglo XVI, la más antigua muestra de arquitectura industrial de la ciudad, construido durante el reinado de los Reyes Católicos, que conserva la estructura original de almacén de grano, y que fue rehabilitado en las últimas décadas del siglo XX.

Entre los documentos que el Archivo guarda, destaca uno por su trascendencia histórica, local y universal: el Acta de Proclamación de la Reina Isabel la Católica en la tribuna de la segoviana iglesia de San Miguel, en diciembre de 1474.

Pero, además de los fondos pertenecientes al Ayuntamiento y a la Tierra, otros archivos se han ido incorporando, unos por pertenecer a entidades vinculadas al Ayuntamiento y otros por donación de sus propietarios o gestores:

  1. De la Escuela de Dibujo y Grabado (siglo XVIII)
  2. De la Escuela de Nobles Artes / Bellas Artes / Artes y Oficios (siglos XIX y XX)
  3. De la Junta de Nobles Linajes (1558 - 1835)
  4. De la Real Sociedad Económica de Amigos del País (1780 - 1914)
  5. De la Sociedad Filarmónica Segoviana (1918- )
  6. De los Barrios incorporados a Segovia: Fuentemilanos, Hontoria, Madrona, Revenga y Zamarramala.
Servicios que ofrece el Archivo Municipal de Segovia
  • Sala de investigadores.
  • Biblioteca auxiliar.
  • Servicio de reprografía.
  • Lector reproductor de microfichas.
  • El acceso a la documentación, es gratuito y libre, salvo en los casos previstos por la actual legislación: Ley de Transparencia (19/2013); Ley Orgánica de Protección de Datos (15/1999; Ley de Patrimonio Histórico de Castilla y León 12/2002).

Archivo Municipal
Segovia

Alhóndiga, 10
40001 Segovia

921 46 27 79
archivo@segovia.es
Cerrado
Horarios
  • Lunes: 08:30-14-30
  • Martes: 08:30-14-30
  • Miércoles: 08:30-14-30
  • Jueves: 08:30-14-30
  • Viernes: 08:30-14-30
  • Sábado: Cerrado
  • Domingo: Cerrado